Los extractores radiales funcionan muy bien con mieles de viscosidad baja/media pero no tan bien con mieles densas como el brezo. AL colocarse los cuadros en una canasta, verticalmente alrededor del eje, es decir como si fueran los radios de una bicicleta, caben más cuadros que en los tangenciales. Otra ventaja es que se puede extraer la miel de los dos lados a la vez, sin necesidad de dar la vuelta a los cuadros, girando en un solo sentido, ahorrando tiempo en la extracción. Como desventaja, ya hemos comentado que no es aconsejable para mieles viscosas, ya que la fuerza centrífuga que puedes obtener con un extractor radial es menor a la conseguida con un extractor tangencial y por lo tanto cuesta más la extracción.